La Comunidad de Madrid, Barcelona y su área metropolitana y las nueve provincias de Castilla y León avanzarán a la fase 1 de la desescalada el próximo lunes

Madrid, 12 de mayo de 2020.- A la tercera va la vencida. Madrid pasará el próximo lunes 25 de mayo a fase 1. Lo hará junto a Barcelona y su área metropolitana así como las nueve capitales de provincia de Castilla y León, con lo que ya será el 53 % de la población española, 25 millones de personas, la que se encuentre en esta primera etapa del desconfinamiento.

Así lo ha anunciado su responsable, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros de este viernes que ha aprobado prorrogar una vez más el estado de alarma y en la que se ha subrayado que esta decisión se ha tomado con el consenso de las autoridades sanitarias de todas las comunidades.

De esta forma, una vez que los técnicos de Sanidad han aceptado las solicitudes de las comunidades para abandonar la fase 0 en la que estaban bajo ciertas medidas de alivio, el 53 % de la población española, unos 25 millones de ciudadanos, estará ya el lunes en la primera etapa de la transición a la nueva normalidad.

En concreto, se incorporan a esta nueva etapa la Comunidad de Madrid, en el que ha sido su tercer intento por tratar de justificar ante los técnicos de Sanidad de que reunía los requisitos para estar en la fase 1.

También las zonas sanitarias de la ciudad de Barcelona, Metropolitana Sud y Metropolitana Nord, que son las únicas que permanecían en la 0; mientras, las de Campo de Tarragona, Alto Pirineo y Arán y Las Tierras del Ebro prosperarán a la 2.

Por último, subirán un peldaño de la desescalada las nueve provincias de Castilla y León, aunque no prosperarán a la 2 los 53.000 habitantes de las 26 zonas básicas de salud rurales que están en la fase 1 desde el 11 de mayo. Sanidad se oponía a que coexistieran en la misma provincia zonas en distintas fases, según ha explicado estos días la Junta de Castilla y León.

Era la tercera vez que la Comunidad de Madrid solicitaba pasar a la fase 1 después de que el Ministerio de Sanidad rechazara las dos solicitudes anteriores, para los días 11 y 18 de mayo

En esta ocasión, el Ministerio de Sanidad ha comunicado telefónicamente a la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que acepta su petición.

Pese a ello, fuentes de la Consejería de Sanidad han señalado que sigue en marcha el recurso presentado este jueves ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo contra las negativas anteriores del Ministerio de Sanidad a que la región pasara a la fase 1.

El Gobierno regional argumenta en el recurso que no ha habido una aplicación "homogénea" de los indicadores técnicos entre las distintas comunidades autónomas.

El Ministerio de Sanidad justificó en una rueda de prensa el primer rechazo por la falta de mecanismos de detección precoz de la COVID-19 en la población, entre otras causas.

En la segunda ocasión, alegó en su informe la necesidad de consolidar el papel de la Atención Primaria y de ampliar la capacidad para hacer pruebas PCR, "ya que podría resultar insuficiente en caso de rebrote".

Por este motivo, decidió mantener a la Comunidad de Madrid en la fase 0, pero con alguna mejora, como la apertura de comercios de hasta 400 metros cuadrados sin cita previa, la celebración de velatorios con hasta diez personas y la asistencia a lugares de culto a un tercio de su capacidad.

Sin embargo, la Comunidad de Madrid aseguró que desde el principio cumplía "todos los requisitos técnicos que exige el Ministerio" para pasar a la fase 1.

Afirma además que los datos que maneja, como los indicadores de salud, la capacidad de detección y seguimiento de nuevos contagios, así como la capacidad del sistema sanitario madrileño para hacer frente a un eventual rebrote de la COVID-19, permitían desde hace tiempo el cambio de fase.